¿Por qué existe esa cosa llamada “bricolaje”?

Puede entenderse el que nuestros ancestros, espoleados por la necesidad, se entretuvieran afilando un pedrusco de sílex hasta hacerse un hacha para cortar árboles… o que un cubano actual que vive en un entorno forzado por el bloqueo y carente de repuestos, mezcle piezas de un Chevrolet y un Studebaker para conseguir que un viejo artefacto siga rodando. Vale; todo eso es bricolaje forzado por las circunstancias. Pero ¿por qué un ciudadano de posición económica desahogada que dispone, cerca de su casa, de suficientes tiendas que le suministran todo los productos que desee, sigue empeñándose en construir por sí mismo una estantería para sus libros o un columpio para su nene?

Algunos individuos parecen experimentar cierta necesidad de manipular los materiales, de encontrar placer con el tacto de la madera o de aspirar el aroma de los barnices. Conozco a más de un fulano con esta necesidad pero poco dotados de habilidad manual y que causan el terror de sus esposas que les terminan escondiendo las herramientas para proteger al ordenado hogar de desastres imprevisibles.

Yo mismo, al construir algo, he notado que he disfrutado más con el proceso previo, al notar cómo la broca perfora el hierro, la lima rebaja el aluminio o la lija araña la madera. Y he llegado a pensar, a veces, si ese sospechoso placer tiene algo que ver con Thánatos y la destrucción.
Posiblemente la Selección Natural dotó a algunos individuos de ciertas tendencias y habilidades de las que se aprovechaba el resto de la comunidad para producir mejores lanzas para defenderse, cacerolas para cocinar o chozas que no se deshicieran con la primera lluvia. Y créanme; es que la tecnología, aunque distante de la poesía, de la filosofía o de la música, también ayuda a vivir mejor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: