Todos tenemos ídolos o, como mínimo, todos buscamos referentes en los que vernos reflejados o a los que alcanzar. Steve Jobs, Marie Curie, Martin Luther King, Albert Einstein, Mozart, Bob Dylan, Maradona (¿de verdad he dicho Maradona?)… Los grandes nombres siempre están ahí, son populares, perennes, mediáticos, recurrentes y recurridos. Pero existen otros ídolos, menos conocidos pero no por ello menos importantes; en ocasiones són más cercanos, en otras más actuales y algunos de ellos incluso tienen nombres comunes, como el de Javier Gallego.

Aquellos que no hayan escuchado hablar de  Javier Gallego “Crudo” ni de su programa radiofónico Carne Cruda deberían saber que estamos ante la definición hecha realidad del periodismo libre y comprometido. En realidad, el periodismo se basa en cinco puntos éticos: Verdad y Precisión, Independencia, Equidad e Imparcialidad, Humanidad y Responsabilidad. ¿Qué es lo que diferencia entonces a Javier Gallego y a Carne Cruda del resto de sus compañeros de profesión y medios? Pues precisamente su fidelidad al compromiso para con su profesión. Javier Gallego es un periodista independiente, con su propia ideología, por supuesto, pero con la información de la realidad social por bandera.

Esa consecuencia con la libertad de su profesión le ha llevado a mover su proyecto radiofónico Carne Cruda desde Radio 3 (RNE3) y Cadena Ser hasta los servidores de eldiario.es (medio para el cual también escribe) desde donde realiza un programa con total libertad de decisión, y en el que los propios oyentes se han convertido en productores del programa, posibilitando que este comience ahora su segunda temporada en este nuevo entorno conceptual.

Por eso digo que Javier Gallego es mi ídolo, porque refleja todo aquello con lo que alguna vez soñé poder convertirme, pero que no lo logré porque me fallaron los principios por el camino. Y porque en su programa, aparte de descubrir una (aunque aquí iría mejor el artículo “la”) cruda realidad social que en otros medios nos cuecen, fríen o asan, también podemos descubrir grandes artistas musicales.

Pero como sé que mi palabra tiene la misma credibilidad que la de un crítico musical, dejo aquí el enlace al Canal en Ivoox de Carne Cruda en el que cada lector y oyente podrá comprobar por sí mismo si lo suyo es ser un carnívoro ideológico o no:

Eso sí, antes de irnos musicaremos un poco esto, que sí no yo tampoco sería consecuente con mi esencia. Así que aquí dejo el vídeo ganador del pasado concurso #yoescuchocarnecruda, en el que el oyente Rafa R.A.P. se marca un baile con la sintonía del programa, un tema, en realidad, extraído de la B.S.O. del film The Taking of Pelham One Two Three, con música original de Jerry Fielding, compuesta y dirigida por David Shire. ¡Crudas tardes!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: