El #postureo ha invadido las redes sociales y por extensión nuestras vidas, propagándose como una epidemia incontrolable y rapidísima, y obviamente, dado que el deporte es sano, guay, está de moda y por tanto es cool, es un buen caldo de cultivo para que este virus campe a sus anchas.

 

Es curioso como ciertos deportes, por ejemplo el ciclismo de carretera, ha pasado en los últimos ¿10 años?, ¿15?, de ser un deporte que hacían señores con barriga y más bien #gañanes a ser algo megacool, estiloso y vintage….pero imagino que es el mismo fenómeno que ha hecho que las barbas, los gin tonics o los vermuts hayan pasado de ser cutres, rancios y de viejo a ser la monda lironda (a ver si pongo de moda esta expresión viejuna).

 

El postureo sería algo así como la necesidad de mostrar todo lo que hacemos, o mejor dicho, lo guay que hacemos (ya que si estamos muertos de asco en casa un sábado no lo publicaremos) y necesitar que se entere el máximo de gente posible, que nos pongan los máximos likes posibles y casi que anteponer eso a disfrutar de la actividad en si.  Dicho de forma resumida, intentar aparentar ser alguien más guay de quién en realidad somos.  Aplicado al deporte sería colgar fotos en las que intentamos parecer deportistas de élite o como mínimo habituales no siéndolo ni de lejos.

 

Pádel, bici, correr o gimnasio, todo tiene cabida y si además tenemos un buen físico, es imprescindible lucir prendas ajustadas, poses insinuantes, etc…de hecho, esto me lleva a distinguir entre dos tipos de postureadores deportivos, puesto que aquí, el orden de los factores si altera el producto.

 

  1. el deportista postureador: realmente es deportista y le encanta alardear de su físico y sus récords y marcas personales, adornándolos con poses sin camiseta y jugando con el sudor como complemento.
  2. el postureador deportista: hace deporte un día (o ni eso) y ese día hace más fotos que deporte, se caracteriza por el domingueo, subirse a cualquier carro que se ponga de moda y eso si, ir super bien equipado y con mucho colorín para parecer un auténtico pro.

 

Si seguimos con el estudio, nos preguntaremos qué factores han hecho que el postureo se extienda tanto y tan rápido en el deporte, pues en mi opinión hay tres principalmente: el borreguismo, el gran daño que han hecho los lemas y frases motivadoras de tono épico y los señores de Decathlon, que aún no está claro si han hecho un favor acercando el deporte a todo el mundo, o una desgracia haciendo creer a cualquiera que puede ser Carl Lewis.

 

Muchos estaréis pensando “sí, sí, tú rajas mucho pero seguro que postureas” pues sí, postureo, hago alguna fotito y hasta noto el gusanillo cuando se está procesando la subida de la foto a la red, …y me preguntaréis  ¿a cuál de los dos tipos de postureador perteneces?… pueeees mmmm, a ver …  mierda! al primero no…

 

Foto: Chompoo Baritone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: