Hace ya muchos años que la amenaza de los virus informáticos nos acecha, y sólo de unos años a ésta parte, cuando los teléfonos han ido cobrando “inteligencia” (hola, Siri!!), se ha empezado a oír hablar de virus para teléfonos, mensajes SMS o WhatsApp que los infectaban, y lo cierto es que no está muy claro cuánto de ésto es cierto o es falso.

iOS, el sistema operativo sobre el que corren los teléfonos y tablets de Apple, fué construido pensando en la seguridad, y lo cierto es que hasta la fecha han sido y son dispositivos muy seguros (el famoso caso de “The Fappening” no fué un hackeo como tal a iCloud, sino un ataque de ingeniería social a las cuentas de iCloud de las famosas.

El primer control de seguridad pasa por la tienda de aplicaciones, App Store. Apple se encarga de garantizar que todas las aplicaciones que se publican son seguras, y en caso de que alguna maliciosa se “cuele”, la puede retirar inmediatamente.

Por otro lado, las aplicaciones que corren en iOS lo hacen en procesos independientes que no se comunican unos con otros, lo que se ha dado en llamar sandboxing, lo que imposibilita que la ejecución de un virus pueda propagarse a otra aplicación o al sistema operativo.

Recientemente hemos visto como Apple retiraba de la tienda antivirus y antimalware (VirusBarrier de Intego, por ejemplo), e incluso desaparecía la categoría completamente. Esto, que sucedió ésta primavera, fué, según Apple, por que éstas aplicaciones lo que hacían era comprobar si había amenazas en servidores de correo, de almacenamiento en la nube, almacenamiento externo, etc. pero no en el dispositivo, pues por su construcción no puede haberlos, y quizá daban la idea de que el dispositivo era vulnerable. Otros, por contra, hacían copias de seguridad o “copiaban” la función de Find My iPhone, por lo que tal vez eran redundantes, y además, no eran antivirus.

Así que en principio podemos asegurar que tanto iPhones como iPads son dispositivos muy seguros, pero nosotros podemos hacer que lo sean más. ¿Cómo? Muy sencillo:

  • Primero de todo haced que el acceso al dispositivo sea con clave o con huella dactilar. Ya sé que es un rollo, pero es necesario, en el teléfono hay mucha información sensible, como fotos, contactos, contraseñas…
  • Segundo, haced copias de seguridad con iTunes. Si os roban, perdéis o destruís el dispositivo, podréis rescatar absolutamente todo.
  • Tercero, tened el dispositivo actualizado a la última versión. Quizá pueda ir más lento, si, pero estará parcheado contra las amenazas que puedan haberse descubierto.
  • Y cuarto y más importante, nunca, nunca, nunca le déis de comer después de medianoche hagáis Jailbreak a vuestro teléfono, por que las aplicaciones “gratis” que os podáis descargar sí que van a estar infectadas de todo tipo de malware, pues no pasan absolutamente ningún control.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: