A la hora de hablar de teléfonos y tablets Apple (dispositivos basados en el sistema operativo iOS), siempre sale a la luz el tema del precio. Aunque es cierto que suelen ser algo más caros que la competencia (Samsung, Sony, Asus…), hay un tema que pocas veces se trata, la obsolescencia.

Apple suele ser una marca que da a sus productos un tiempo de vida mucho (en ocasiones muchísimo) más largo que el resto de marcas, envejecen más despacio de lo normal, tanto disposivos móviles, como ordenadores personales, y además se preocupa por la compatibilidad con versiones anteriores. Esto hace que aunque al principio nos enfrentemos a un precio mayor, al final salga más rentable su uso.

Esto últimamente ha jugado en contra de Apple, aunque no del usuario, ya que ha visto como las ventas de iPads bajaban, por que el usuario no siente la necesidad de cambiar por uno de mayores prestaciones o por una versión de iOS más moderna. Tengamos en cuenta que desde hace más de dos años todos vienen con la fabulosa pantalla Retina y que la interacción entre el sistema operativo y el hardware está muy optimizada, haciendo que aunque no sean tan rápidos como los últimos modelos, sigan funcionando con mucha soltura.

Así que si estáis pensando en haceros con uno y os parece caro, tenéis dos opciones, haceos a la idea de que os durará mucho más que uno más barato, o comprad uno de segunda mano, que irá casi tan bien como uno nuevo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: