Sabéis que dicen que el chocolate es el sustituto del sexo, ¿verdad? Pues resulta que no lo sustituye, sino que es un afrodisíaco muy potente y además es bueno para el corazón.

Entonces…yo me pregunto, si el chocolate despierta al sexo y también hace a tu corazón más preparado para el amor, ¿es posible comer chocolate y tener sexo sin amor? ¿Las personas promiscuas se abstienen de comer chocolate? ¿ Se puede amar a varias personas a la vez?

Ahora entiendo por qué se mandan bombones en San Valentín, ¡para asegurar la noche!

Igualmente, disfrutad de él en el sexo, haya amor o no. Pintando a tu pareja con un pincel, masaje dulce con manos y lengua, ojos tapados y buscar el chocolate por olfato, etc. Si ya añadís fresas, cava o vino tinto…puede ser un #festival. Todo afrodisíacos que harán de vuestro encuentro un recuerdo de sentidos y satisfacción.

El chocolate es el alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao: la pasta de cacao y la manteca de cacao. A partir de esta combinación básica, se elaboran los distintos tipos de chocolate, que dependen de la proporción entre estos elementos y de su mezcla, o no, con otros productos como leche y frutos secos.

No se conocen con certeza los orígenes del árbol de cacao. Algunas teorías proponen que su diseminación empezó en las tierras tropicales de América del Sur. En los primeros tiempos el consumo parece haber sido en forma de una especie de «cerveza».

No sé vosotros pero, yo probé una vez la cerveza de chocolate y está buenísima. Empezaron con buen pie.
Hoy os dejo una receta para #engatusar o enamorar, vosotros decidís.
Espero que os guste.

COULANT

Ingredientes (para 8 unidades):

. 4 huevos medianos
. 80gr de harina floja(repostería)
. 200gr de mantequilla
. 200gr de chocolate fondant
. 80gr de azúcar
. 2gr de sal

Preparación:

Separamos claras de yemas y montamos a punto de nieve las claras. A medio subir añadiremos 20gr de azúcar y terminamos de montarlas. Reservamos.
Fundimos el chocolate con la mantequilla al baño maría o en el microondas. Dejamos que se temple.
Batimos las yemas con los 60gr de azúcar restantes hasta que estén espumosos y la mezcla blanquecina.
Añadimos poco a poco, mientras seguimos batiendo, el chocolate con la mantequilla, que teníamos enfriándose, y mezclamos homogéneamente.
Unimos a la mezcla la harina tamizada, mezclada con la sal, en varias veces. Esto se hará con movimientos suaves de abajo hacia arriba con cuchara de madera o espátula.
Una vez bien unido, echamos poco a poco las claras y hacemos como en el paso anterior: unir la mezcla con movimientos envolventes.
Untamos con mantequilla los moldes. Espolvoreamos con un poco de harina o cacao en polvo, yo prefiero lo segundo, y al horno. Como os comentaba, en el mío son 10′ exactos a 190º y el horno precalentado a 230º. El molde que uso definitivamente es la flanera metálica.
Se ve que están hechos cuando aumentan su volumen y el borde se ve cuajado mientras que el centro del Coulant tiembla.
Sacamos, dejamos un minuto que se enfría un poco, desmoldamos, espolvoreamos con azúcar glas o cacao.
Voilà!
Podéis servir con helado de vainilla, frutos rojos o cualquier afrodisíaco que os guste.
¡Disfrutad del coulant y del momento!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: