Es el tema de la semana en el mundo de la #automoción, el fraude confesado por el consorcio alemán Volkswagen sobre un dispositivo trampa que disminuía las #emisionescontaminantes de sus vehículos principalmente en Estados Unidos. Varias cosas.

 

La primera.

Pagaría por ver, cubo de palomitas en mano, esa reunión de directivos de Volkswagen, en la que debió ocurrir algo así…

 

  • “Markus, nuestros motores no pasan las normas de emisiones de óxidos de nitrógeno en los Estados Unidos, ¿que hacemos? El desarrollo de motores mejores será más costoso y se retrasará”
  • “Günther…esto sí que es un problema…¡TENGO UNA IDEA ! ¿Y si hacemos un software trampa, que falsee las emisiones cuando les hagan las pruebas a los coches?”
  • “Buena idea Markus ! Hagámoslo ! Nadie lo descubrirá!”

 

Poned risas de lata como fondo. Decidme si no es propio de una #sitcom.

 

Lo segundo.

Aquí nadie es inocente. Las normas de emisiones de los óxidos de nitrógeno en Estados Unidos son aproximadamente un 50% más restrictivas que las normas europeas. ¿Por qué? Para contrarrestar las importaciones de vehículos diesel europeos, que año a año ganan peso en el mercado norteamericano. Es una simple cuestión política. Hicieron lo mismo en el pasado con las importaciones de vehículos de Japón.

No se pone en duda la conciencia #ecológica de Estados Unidos (ejem), pero a simple vista se aprecia que el país de los Hummer´s, de las camionetas de 3 toneladas y donde 1 galón de gasolina (son unos 3,5 litros) cuesta lo mismo que un litro de gasolina en Europa… pues muy amigos de la ecología.. como que no. Socialmente, está mal visto tener coches japoneses o de menos de 6 cilindros. No es broma. Es como aquí si te compras un #Dacia.

 

Y lo tercero.

No sufráis, que salvo varias dimisiones y despidos, el gasoil no llegará al río. La Corte Suprema de Estados Unidos, le meterá una sanción ejemplar a Volkswagen, le rascarán el bolsillo, y en dos años, ya nadie se acordará de esto. Ya nadie se acuerda del defecto de los neumáticos Firestone (acreditadas 250 muertes en el año 2000, telita). Y si son listos, sabrán convertir una crisis en una oportunidad. Ahora tienen la ocasión, si es que quieren, de convertirse en el referente de la ecología y eficiencia. A ver si lo hacen. Pero sin engaños, Markus.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: