Quiero hablaros de Manjula, como acostumbran en su país, la India,  los matrimonios suelen ser concertados, así que Apu, avieso comerciante del Badulaque en los #simpson , tiene que conocer a su futura mujer en modo exprés, y en una cena  Manjula le pregunta a Apu:

Dime cuál es tu libro, tu comida y tu película favorita?

A lo que Apu contesta:

Tomates verdes Fritos.

Lo cual está muy bien, ya que aparte de vender comida caducada Apu tiene algo de  #culturilla.

En 1991 Jon Avnet estrena la película Tomates Verdes Fritos, basada en la obra de Fannie Flagg, y protagonizada, entre  otros, por  Kathy Bates y Jessica Tandy

Todo comienza cuando Evelyn (Kathy Bates) conoce en un asilo a Ninny (Jessica Tandy) y ésta  comienza a contarle las vivencias  de dos mujeres que juntas abren un restaurante en un pueblecito de Alabama.

La historia resumida sería esa, pero Tomates habla de muchos temas tales como, racismo, homosexualidad, violencia de género, superación personal, crimen, intriga, pero sobre todo es una película muy femenina, muy de mujeres, no quisiera decir feminista, pero algún #conato hay.

Me encantan las películas con Flash Back (escenas retrospectivas) y así es como se va sucediendo, Evelyn es una mujer madura, con sobrepeso y baja autoestima, su marido la ignora y por más que ella se esfuerza en captar su interés cada vez es más consciente de que está sola, de que su matrimonio es insustancial y aburrido… de manera casual conoce a Ninny, una encantadora ancianita que vive en un asilo y que capítulo a capítulo le explica la historia de Idgie (Mary Stuart Masterson) y Ruth (Mary Louise Parker).

Cada personaje está dotado de una personalidad muy concreta e interesante, todos y cada uno de ellos, desde los protagonistas hasta el más secundario… es como un collar de cuentas que se sucede y que si faltara alguna de ellas el collar quedaría obviamente más “corto”.

La sociedad americana de los años 30 estaba basada en conceptos obsoletos y pensamientos cuadrados inamovibles, si alguien osaba salirse de la norma era objeto de escarnio, y  linchamiento  físico y mental El Ku Klux Klan estaba al acecho de cualquier comportamiento anti racista y cumplía fielmente la labor para la que había sido encomendada.

Las mujeres estaban hechas por y para el #matrimonio, servir al marido era el cometido, parir los hijos que dejaban de ser de ellas para llevar apellidos y pensar poco o nada.

Con todo este popurrí obsoleto nos encontramos a Idgie, nace mujer pero no actúa como tal, lo que nos hace pensar que no está a gusto con su cuerpo ni de acuerdo para lo que ha sido diseñada desde el momento de su nacimiento, en contrapartida Ruth acepta el papel heredado, como esposa y madre, pero el encuentro entre ambas rompe las estructuras y es aquí donde suceden guiños de atracción y rebeldía.

La historia de ambas es escuchada por Evelyn en boca de Ninny, y se ve claramente la trasformación de la primera a medida que va sucediendo la historia de esas mujeres ,vivida  muchos años atrás…La Superación y el resurgir de las cenizas como ave Fénix es  alimentado por una frágil mujer, en el ocaso de su vida pero  con una vitalidad interior claramente exteriorizada.

Para mí el personaje de Idgie es el centro de todo, es de una fuerza arrolladora, lleva el peso de la película y es la que va dando el pulso, la que va alimentando con sus pequeñas historias… recuerdo particularmente una escena en la que el hijo de Ruth tiene un accidente y pierde un brazo, una vez pasado el susto y ya curado Idgie llama al niño con el sobre nombre de “ El Manco”, la madre la increpa por su crueldad pero Idgie le razona: “ cuanto antes asuma el mote que le pondrán, queramos o no, antes dejará de dolerle, además es mejor que se lo diga su madre primero que un desconocido”.

idgieIdgie “la encantadora de abejas” es indudablemente la mujer que muchas desearían ser, y la propia Evelyn absorbe parte de su fuerza para poder hacer el cambio que tanto necesita.

La película, como comento inicialmente es un #coctel, destaco también la compasión humana en el personaje de Ruth y la propia Idgie, y para dar más peso a la cinta la historia de un crimen, difícil es no hablar de él y no contar parte de la historia, esto es como en El Sesto Sentido, mejor no contar demasiado si no queremos desvelar más de la cuenta.

Quiero comentar que leí el libro en el que se basa la película y al final del mismo hay varias recetas que Igdie y Ruth hacen en su restaurante, durante un tiempo en mi casa se comió bastantes tomates verdes fritos… tenía muy claro cuáles eran los ingredientes de la receta, no pueden decir lo mismo los comensales del restaurante de  estas dos mujeres que comieron carne de… y fin de la historia.

Visionadla… altamente recomendable!!!

 

 

Fotos: mieladictos.com, www.pandora-magazine.com

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: