Si alguna vez se ha filmado una película bélica más anti belicista, es para mí la obra de Stanley Kubrick “Senderos de Gloria” protagonizada por Kirk Douglas.

La primera vez que la vi (he repetido en varias ocasiones) terminé con una clara sensación de rabia visceral, de injusticia, de incredulidad de hasta qué punto el ser humano puede dotarse de tanta crueldad y sinrazón.

No hay guerra buena ni mala, la guerra es un sinsentido, puede que algunos lo encuentren, puede que otros lo justifiquen y lo vea vital, pero es innegable que todos pierden, incluso enarbolando la bandera de la victoria.

“Senderos de Gloria “habla de las fisuras del  ser humano, de la ambición, de los mecanismos militares intocables, como Dioses que se adoran y temen y que nadie se atreve a juzgar.

Lo impresionante es que está basado en hechos reales. La acción se desarrolla en la 1ª Guerra Mundial, en 1916 Francia: Un coronel ambicioso cuya premisa es que nada ni nadie está por encima del ejército y la voluntad de la victoria, hará cualquier cosa para que su propósito llegue a término…ordena la toma de una colina totalmente impracticable,  por pura protección humana los soldados se baten en retirada, y el general ordena disparar contra ellos, un oficial de artillería se niega a la orden y los mandos acaban acusando a varios  de ellos, elegidos a “dedo” , de cobardía, lo que los lleva a un juicio militar .

Hay mucho escrito sobre “Senderos de Gloria”, datos técnicos, de reparto (yo señalo a Kirk Douglas particularmente) producción, guion, fotografía, un largo etc, pero intentaré centrarme en lo humano y social de la película, es lo que me interesa, también me interesa la repercusión política de la cinta en su estreno, esta parte me parece muy significativa.

Como he dicho la película  es  totalmente anti belicista, no gustó particularmente a Francia, la cinta se basa en soldados de esa nacionalidad y si bien se explica una realidad, no fue muy  bien aceptado por el gobierno de este país, de hecho Senderos de Gloria es del 1956 y en Francia no se estrenó hasta 1975 y en nuestro país  hasta once años después de la muerte de Franco.

No hay ninguna escena que te deje indiferente, ninguna a mi entender, pero las del juicio son de un impacto emocional increíble, recuerda un tanto a una partida de ajedrez donde los tres soldados acusados son meros peones sin salida.

La película está filmada en blanco y negro por decisión del director. Me parece muy acertado ya que esa pátina oscura es lo que toca en una cinta de corte real y dramático (cómo la guerra misma).

Para “suavizar” las trabas que Kubrik se encontraba para filmar,( no pudo hacerlo ni en Estados Unidos ni en Francia y acabó siendo en Baviera, Alemania ) y a fin de facilitar la proyección de la película, al final de la misma hay una escena donde una bella joven alemana canta tímidamente una canción típica de su país  “Ein treuer Husar” , con este gesto el director  intenta aproximar a los bandos, a sus diferencias, a constatar  que todos ,seamos de donde seamos, luchemos contra quien luchemos ,somos humanos y nada es ajeno a la sensibilidad oculta por las presiones de la guerra.

Como curiosidad, decir que la actriz que canta es Christiane Harlan  , de procedencia alemana,  fue la tercera esposa de Kubrick , su relación comenzó en el rodaje de la cinta, se casaron y estuvieron juntos a hasta la muerte de Kubrick en 1999.

Soy fan de Kubrick no hablaré solo de esta (para mi) una de sus mejores cintas, si no la conocíais es el momento de hacerlo.

 

*Fotos: www.claqueta.es, misaladecine, disonancias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: