Pues no, no voy a hablaros sobre Messi, Ronaldo, Gasol, ni ningún deportista en concreto, sino sobre la obsesión que existe entre la mayoría de periodistas, aficionados, ciudadanos de a pie e incluso deportistas, de catalogar a éste, al otro, o al de más allá, como “el/la mejor del mundo” o “el/la mejor de la historia”, y que para mi es absurdo, pues hay pocos fundamentos que realmente sean objetivos y matemáticos con los que comparar, además se ignoran ciertos factores y se menosprecia a ciertas/os deportistas con el paso del tiempo.

 

Últimamente escucho mucho lo de “Fulanito” es el/la mejor futbolista (o cualquier otro deporte) del mundo. Hay que decir que esta sentencia en deportes individuales, en que se hace un ranking objetivo que se actualiza periódiamente, puede tener cierto sentido, pero en deportes de equipo para mi no tiene validez alguna. Si por ejemplo cogemos el caso del fútbol, el más típico, ¿es el mejor un jugador que mete 50 goles?, entonces un defensa ¿no puede ser el mejor?,  ¿es el que más títulos gana?, ¿y si hay un jugador buenísimo que ha tenido oportunidad de fichar por un grande y no ha querido o es muy bueno pero el equipo no lo es?, ¿ya no puede ser el mejor?, ¿no puede ser el mejor porque le falta ganar un mundial?, ¿si un jugador es buenísimo y nace en Finlandia ya no puede ser el mejor?. ….y así con #infinitos criterios que se utilizan para elegir al mejor y que para mi son más que discutibles.

 

La cosa va más allá cuando se le otorga a alguien el título del mejor de la historia. Me hace gracia que esto se otorga cada dos por tres y con bastante facilidad, además que en mi opinión cada época hay que ponerla en su contexto. Es cierto que en el deporte actual hay mucha #competencia y muy dura, pero por ejemplo manda lo económico y estar en un equipo o nación potente facilita las cosas. Actualmente, también, creo que prima el talento pero casi tanto o más el físico, mientras que hace unos años el talento marcaba más la diferencia. Por eso digo que para mi, es imposible comparar épocas distintas, los factores y el contexto del deporte no es ni mejor ni peor que antes, simplemente es diferente.

 

También puede darse el caso de que un deportista no tenga un gran palmarés porque le haya tocado vivir a la sombra de un super campeón y haya quedado como eterno “segundón”, y que éste sea mucho mejor que otro que ha vivido otra época con un vacío de poder y haya ganado títulos por descarte al no haber nadie indiscutible. Por ejemplo ¿fue peor ciclista Claudio Chiapucci, que siempre vivió a la sombra de Induráin, que Óscar Pereiro? Pereiro tiene un Tour de Francia, pero lo ganó en plena época de crisis del ciclismo por los muchos escándalos de #dopping y descalificaciones varias que le hicieron llevarse un Tour de rebote, pero tiene un Tour y Chiappucci no, y éste es sólo un ejemplo.

 

Y si para mí, comparar épocas distintas es imposible, imaginad comparar épocas distintas y deportes distintos. No es extraño leer últimamente que Gasol es el mejor deportista español de todos los tiempos, cuando hace dos años se decía esto de Rafa Nadal, ahora en mala racha y por tanto rápidamente olvidado y desposeido de esta #etiqueta. ¿Con qué argumentos la gente elige a uno u otro?, ¿por qué no puede serlo un deportista de hace 20 años?, ¿tiene más mérito ganar dos anillos de la NBA (que lo tiene y mucho) o ganar une medalla olímpica hace 30 años en un deporte desconocido, con pocos recursos, y con muchas menos licencia federativas que el baloncesto?… pues yo no lo sé, y creo que no se puede saber, pero hablar es gratis, y para quien lo quiera, ahí está abierto el debate.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: