Netflix aterriza en España, con su nueva plataforma de series y nos brinda una verdadera perla, para deleite de sus abonados, que a mi personalmente no me dejó indiferente.

Se trata de “Narcos”,  una serie de producción norteamericana con el sello de Gaumont Intl.

Lo que a priori podría parecer un producto de calidad media, y sobre un tema muy recurrente, el tristemente célebre Pablo Escobar, el narcotraficante más importante de la història, resulta ser un producto de gran calidad y muy digerible, capítulo tras capítulo.

El formato histórico de la serie hace que a medida que avanza vayamos #buceando en el entorno de Escobar, con pinceladas de humanidad y brochazos de brutalidad, en su vida cotidiana, recreado bastante fielmente quien era y que hizo, y como convirtió su país en el patio trasero de su casa y llegó a poner en jaque al Gobieno de los EEUU, facturando anualmente más dinero en cocaína que lo que ingresaba General Motors.

La serie nos detalla la vida y “obra” de Pablo Emilio Escobar Gaviria, quien fuere el señor de la droga más importante que jamàs ha existido, me atrevo a decir hasta la fecha, con el permiso del mejicano “Chapo Guzmán”.

Narrada en primera persona y en tiempo pretérito por el agente especial Steve Murphy de la DEA destinado en Bogotá para combatir el auge del imperio de la droga y los estragos que causa, en especial en EEUU, nos desgrana una historia compleja, aunque de sobras conocida de quien era, como vivía y como mataba, y como y en qué punto Pablo Escobar llegó a #doblegar el gobierno de la nación colombiana a su voluntad ejerciendo una demostración de poder jamás vista antes.

Sin duda, todavía hoy en día, el narcotráfico en Colombia sigue siendo un tema delicado de tratar en una serie, y es aún más peligroso ahondar en la figura del controvertido Pablo Emilio Escobar Gaviria, quien en su Medellín natal, sigue siendo venerado y odiado a partes iguales, por sus malas y buenas obras.

Gran parte del éxito que esta serie está cosechando en el mundo entero, se la debemos al protagonista el brasileño Wagner Moura (Trash, Elysium…) que con sus grandes dotes interpretativas, su cadencia al hablar español, y su bigote cosecha propia para la serie, consigue que realmente estemos viendo a Pablo Escobar, pues su parecido es inmenso.

No me gustaría irme de la lengua, no por miedo a los más de 3500 sicarios que Escobar tenía en todo Colombia, sino a hacer #spoilers y que luego no disfruteis tanto de la serie como lo hize yo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: