Los espíritus rebeldes y salvajes también mueren, incluso la mayoría suelen hacerlo a una edad muy temprana. Nadie escapa a la guadaña de la flaca. Esto, hasta que nos demuestren lo contrario, es un hecho y algo que, en teoría, tenemos asumido. Y escribo “en teoría” porque, por mucho que lo tengamos interiorizado, ciertas muertes mediáticas parecen desestabilizar nuestro concepto de la mortalidad. La realidad siempre acaba venciendo al deseo, por mucho que idealicemos con girar esa tortilla, y, por supuesto, la inmortalidad es un estado que no hemos logrado alcanzar… más allá de la memoria y el legado, claro.

El pasado día 6 de diciembre le tocó el turno a Haroldo Danhakl, un nombre que quizá no diga nada a mucha gente pero que adquiere otra dimensión cuando lo sustituimos por su apodo homónimo: Holly Woodlawn. Con 69 años de edad, esta actriz puertorriqueña perdió su lucha contra el cáncer.

Actriz trash y musa de Andy Warhol

Actriz, bailarina, modelo, cantante, icono transexual, artista transgénero y, con el tiempo, leyenda. Holly nació en Puerto Rico, aunque se crió en Miami, y decidió que ya no quería llamarse más Haroldo cuando conoció a Andy Warhol en su estudio The Factory. Sería allí donde conocería a Paul Morrisey, quien le ofreció el papel de yonqui en Trash (1970) A partir de ese momento las drogas formarían parte de su vida convirtiéndose en una de sus dos adicciones reconocidas, junto a la del alcohol.

The Velvet Underground

Lou, la Velvet y Holly

Durante su estancia en The Factory, Holly coincidió con Lou Reed y con el resto de The Velvet Underground; “…me sentía muy feliz al convertirme en una estrella Warhol, ¡me sentía como Elizabeth Taylor!…”, llegó a afirmar. ¡No era para menos! La historia de Holly forma también parte de la historia de la música rock. Woodlawn será siempre recordada por haber inspirado y formar parte de la letra de la famosa canción de Lou Reed, Walk on the Wild Side (1972), escrita cuando Holly abandonó su hogar en Miami para buscarse la vida en “la gran manzana”.

Holly vino de Miami, FLA / en autostop su camino a través de los EE.UU. / desplumadas las cejas por el camino / afeitadas las piernas, y luego se convirtió en ella / Ella dijo, ‘hey, cariño, pasea por el lado salvaje ‘”. ( “Holly came from Miami, F-L-A / Hitchhiked her way across the U.S.A / Plucked her eyebrows on the way / Shaved her legs, and then he was a she /She said, ‘hey babe, take a walk on the wild side ’”)

Aunque, mejor que leer una canción, siempre es lo suyo escucharla, ¿verdad? Seamos salvajes esta noche.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: