Odiados o vanagloriados, los musicales fueron, son y serán una categoría en el cine que siempre me ha llamado la atención, recuerdo en mi infancia “Siete novias para siete hermanos”, la vi cómo mil veces con mi padre, y no podías evitar unirte a la coreografía o seguir con ella una vez acabada la “peli”.

Cada vez se recurre menos a este tipo de género, puedo entenderlo, no da lugar a efectos especiales sorprendentes y en ocasiones va asociado a temas #románticones… estamos por otros asuntos menos musicales, no obvio la sorprendentes bandas sonoras tan curradas, pero no, está claro que ya no hay musicales como los de antes, así que por esta vez recordaré uno, uno que llevo dentro de mis tímpanos desde el primer momento que pasó por mi retina…

HAIR

Claude Bukoswki es un joven que desea alistarse al ejército para combatir en Vietnam, para ello viaja a New York y allí casualmente coincide con un grupo de Hippies que harán que la percepción que tenía de la vida hasta ese momento cambie radicalmente.

Me cuesta creer que alguien no haya oído en algún momento alguna de las canciones, varias veces versionadas, de la película, particularmente Aquarius, esas escenografías tan #progres, libres en movimientos, con acusadas percepciones narcóticas, me encantan!…será por esa esencia hippie que me caracteriza y que no acabo de desprender de mí, he visto y he oído esta cinta cientos de veces.

Es un legado histórico de una época que ya no será, por mucho que se emule, el final de los 60 fue un momento de cambios de conciencia, de la ira por el momento histórico que se vivía con la guerra de Vietnam, ira llevada a lo bucólico mediante la música, las drogas, el sexo, donde todo era posible con poco o nada, entiendo perfectamente la burla y el escarnio, pero vamos, seamos sinceros, quien no desea andar semidesnudo por un prado verde con flores en el pelo y los bolsillos llenos de “amor”???.

Hair será y es para mí el musical por excelencia, todas los temas musicales son perfectos, encajados en la historia magistralmente… si hasta lo dijo Raphael (dejemos de lado su macarrónico inglés).

Milos Forman hizo un buen trabajo, y es curioso porque cuatro años antes de estrenar Hair  en 1979  hizo lo propio con “Alguien voló sobre el nido del cuco”, nada que ver con músicas y vidas distintas, por cierto una obra maestra a mi entender.

En definitiva recomiendo un viaje a un pasado no muy lejano, un viaje a otra dimensión entendida como un momento iluminado, lleno de notas musicales y narcóticas….

FELIZ AÑO LLENO DE COSAS BUENAS Y MUCHO CINE!!!

 

foto: http://www.dailymail.co.uk/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: