Tengo una curiosa #costumbre cada vez que viajo a otro país, es comprar varias revistas de motor del lugar visitado. Y entre las elegidas, siempre suele estar la edición nacional de Top Gear. Me vino una #nostalgia_especial, cuando el pasado diciembre compré la revista en el aeropuerto de Heathrow, y ni Jeremy, James o Richard estaban entre los redactores invitados como era habitual.

Si un aficionado al motor te dice que nunca ha visto el programa de #televisión Top Gear, creeme.. te está mintiendo. El famoso programa de motor, ha llegado a tener una audiencia de 350 millones de espectadores en más de 170 países. Y eso teniendo en cuenta, que casi ninguno tenemos a la BBC entre nuestros canales.

Mis inicios visionando el programa ha sido como el de otros muchos miles de yonkis del motor, por el #mercado_negro. Cuesta creer que en los años 2002 y 2003, cuando no mucha gente sigue las emisiones de la BBC, nos metieramos en Megaupload, a bajarnos programas como si fueran pelis piratas de DivX. Eso dice mucho del fervor de la audiencia.

¿Las razones de éxito? Sencillas. Motor, conceptos asequibles para todos, #poner_a_caldo al fabricante que fuera, como si le tocaba el capón a Ferrari o BMW, y sentar en el mismo sofá al simple aficionado con los pilotos más laureados de la #F1.

Sus presentadores eran la otra pata del éxito. El bocazas y arrogante Jeremy, el avispado y sagaz Richard, y el hombre tranquilo James, haciendo un puro ejercicio de teatro, enganchaban al público en cada frase. Lo mezclas en la coctelera, con el #humor_blanco-british, un poco más de sarcasmo, y aderezado con el misterioso personaje de The Stig, y te sale uno de los mejores programas de televisión de la historia.

Criticar a las grandes marcas, parece un ejercicio sencillo, pero nada más lejos de la realidad, es una completa osadía y orgullo. Estamos tan acostumbrados a visionar los típicos programas panfletos publireportajeados, que ver el soplo de aire fresco de Topgear, era un alivio.
¡Y ojo, marca que era criticada, marca que escuchaba, respondía y daba soluciones al público!

¿Y por qué podía hacer todo esto TopGear? Vamos al meollo del periodismo, periodismo libre, medio de comunicación público, pero de los de verdad, la BBC. Sostenido por los impuestos de los británicos. Más libertad imposible.

Quizá todo esto fue el principio del fin. Los estratosféricos salarios de los presentadores, cerca de 50 millones de libras por año entre los tres presentadores, si bien es cierto que casi toda esa cantidad provenía de la explotación comercial de la marca y programa, y los elevados presupuestos de producción del programa, habían llevado a la BBC a un callejón sin salida quemando libras esterlinas y alimentando críticas.

Cuando Jeremy le propinó un sonado puñetazo a uno de los #productores del programa (todavía nadie ha reconocido las razones), algunos respiraron aliviados. Jeremy, y el resto del equipo, fueron apartados de las futuras producciones de Top Gear.

Vamos a perder ese espíritu chulesco, arrogante, genial y chocante de una prueba automovilística, convirtiendo a un #electrodoméstico cualquiera en un coche de montaña rusa.

Está anunciado que el próximo mes de mayo, se estrenará la nueva época y temporada de Top Gear, los rumores apuntan como nuevos presentadores a Chris Evans (otro famoso periodista de motor), Sabine Schmitz (piloto profesional con dilatada experiencia que ya ha participado como colaboradora en TopGear), y el ex-piloto de F1, David Coulthard, ya curtido en las suertes de speaker de los Grandes Premios de la F1.
Con suerte, y que rezo por ello, no echaremos de menos al trío. Aunque perdamos ese fino sentido del humor. Unos cortes de inyección en honor de Jeremy, Richard y James!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: