Esta semana he saltado de la emoción al conocer la noticia ¡literalmente! ¿Un nuevo disco de Violent Femmes? Respuesta afirmativa y nueva pirueta, en esta ocasión con doble tirabuzón. Mirando hacia el pasado uno descubre que su Freak Magnet data ya del año 2000. Cómo pasa el tiempo ¿verdad? Sumando los años que han venido después a uno le salen 16 ¡16 añazos! Y parece que fue ayer… o eso es lo que se suele decir. Lo cierto es que, siendo sincero, sí que soy consciente del paso del tiempo. Mi reproductor de vinilo quema incesantemente los discos de Violent Femmes mes tras mes. Esto también es una realidad. De ahí el motivo de mi alegría y de ahí la creación de este post.

We can do anything

Desaparecer, lo que se dice desaparecer, la banda nunca lo ha hecho. Sí que es cierto que decidió tomarse un descanso entre 2009 y 2013 pero, salvo estos años perdidos el trío, formado actualmente por Gordon Gano, Brian Ritchie y Brian Viglione, han seguido llenando pies de escenario con la misma energía de siempre. Ahora queda más patente que nunca que la publicación de un EP durante el Record Store Day de 2015 no fue solo un divertimento, sino más bien un pequeño vermú antes de servir un nuevo menú musical en forma de nuevo disco con 10 canciones: We can do anything.

Espasmos musicales para mentes socarronas

Violent Femmes se formó en 1980 en Milwaukee (Wisconsin) tomando como referencia la música folk norteamericana, la cual combinó muy acertadamente con otros géneros como el punk, el rock’n’roll o el post-punk. Sus letras, muchas de ellas realmente interesantes, tratan principalmente  sobre el amor, el sexo y los problemas propios de la adolescencia. Cómo otras bandas coetáneas norteamericanas, el grupo comenzó tocando en las calles y bares de su ciudad. El punto de inflexión se produjo en agosto de 1980 cuando James Honeyman-Scott, de The Pretendersles descubrió en directo sobre el mismo escenario sobre el que su banda iba a tocar esa misma noche. Que Chrissie Hynde les invitase a tocar junto a ellos fue una puerta abierta a la industria discográfica, logrando firmar con el sello Slash Records, y publicar su primer disco, de nombre homónimo, en 1982.

La formación escribía canciones que parecían concebidas por algún cantautor folk hasta arriba de LSD. Lo suyo era el humor, la ironía, la irreverencia… y no sólo en las letras, sino en las propias estructuras musicales. Todo un sello de identidad que ha convertido a Violent Femmes en una banda de culto, reconocida por crítica y público. Para mí, el escalón se sitúa un poco más alto, siendo una de las formaciones más inclasificables, interesantes y creativas de la historia musical moderna. Y, a pesar de ello, nunca ha contado con un reconocimiento público masivo. Cosa que, por otro lado, tampoco resulta sorprendente. Pero esa ya, es otra historia…

Y cómo la música siempre es mucho mejor escucharla que leerla, aquí tienes el tema “Memory“, canción que abre el nuevo disco de la banda. Escúchalo y osa decirme que no mantiene toda la esencia VF.

Violent Femmes en Spotify

Violent Femmes web oficial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: