Bien, quizá no vayamos a hablar de lo que estáis pensando, pero quizá ya tenga vuestra atención. O al menos un pedacito de ella.
Como sabréis, todos los smartphones llevan en su interior un #procesador que es el que se encarga de hacer el trabajo que le encargamos. En realidad llevan muchas más cosas en su interior, pero de un tiempo a ésta parte se integra casi todo en un sólo chip, una #cucaracha, de tal manera que se les llama SoC (System on Chip), y así es más sencillo de integrar.

Pero meter tantos millones de componentes en el interior no es tan sencillo. A mediados de los sesenta, Gordon Moore, uno de los cofundadores de #Intel, se dió cuenta de que la cantidad de #transistores en un chip se duplicaba cada dieciocho meses más o menos. Esta observación se ha dado en llamar como Ley de Moore, y de momento vamos cumpliéndola, aunque cada vez con más dificultad.

MooresLaw2

Para meter cada vez más transistores (CPU’s de varios cores, con tarjetas gráficas incluídas y demás parafernalia), es necesario hacerlos cada vez más pequeños, y en la actualidad estamos haciéndolos de un tamaño de 14 nanómetros. ¿Que cuánto es un nanómetro? Pues la milmillonésima parte de un metro, o la millonésima de un milímetro, como queráis. Es algo tan pequeño que si ponemos diez átomos de helio uno al lado del otro, que son muy pequeños, tenemos un nanómetro.

Bien, el caso es que un efecto #colateral de hacer los transistores tan pequeños es que necesitan menos energía para funcionar, luego se calientan menos y por tanto, gastan menos energía. Así que la batería de un dispositivo dura más, y ahí es donde entra Apple, y nosotros estamos donde queremos estar, esto es, hablando de Apple.

Samsung y Apple, a pesar de ser terribles enemigos en los juzgados, y competidores en telefonía móvil, también son habituales compañeros de cama comerciales. Samsung es el proveedor de cabecera de Apple de pantallas y procesadores, o al menos lo había sido hasta hace poco. Lo cierto es que existe otro fabricante, llamado TSMC(Taiwan Semiconductor Manufacturing Company) que ha estado fabricando también procesadores para Apple a la par que Samsung y que parece ser que dispone ya de la capacidad de fabricar transistores en diez nanómetros.

applesamsungtsmc

Así que se rumorea que el nuevo iPhone 7 que presumiblemente sale éste próximo otoño llevará un procesador A10 a diez (qué casualidad) nanómetros fabricado por TSMC. Esperemos que ésta próxima maravilla tecnológica sea más potente y su batería dure más que en los modelos actuales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: