Con motivo del incendio que interrumpió el tráfico ferroviario de Barcelona de la semana pasada, han salido a la luz las estaciones fantasma que hay en el subsuelo de la ciudad, instalaciones en desuso que mucha gente desconoce que existen y hasta los mayores habían olvidado. El #Urbex o Urban Exploration (exploración urbana) es un movimiento que surgió tras el accidente de Chernobyl y que consiste en acceder o infiltrarse en lugares abandonados como fábricas, casas, edificios, instalaciones militares, etc. Muchas veces se roza la ilegalidad cuando se trata de propiedades aún privadas o de acceso prohibido, y en algunos casos los exploradores ponen en riesgo su integridad física para poder acceder a los sitios. Eso sí, sin forzar los accesos, es decir colándose por agujeros y ventanas o saltando vallas. El objetivo de todo esto es explorar estos lugares sin alterarlos, y sobre todo obtener fotos de todos los rincones.

A todos los fotógrafos (o prácticamente a todos) nos atraen estos escenarios. Tanto da que seas fotógrafo de naturaleza como de moda o nocturno. Unas instalaciones abandonadas suponen un escenario ideal para generar contrastes y dar cierto aire de misterio a tus fotos. Y si estas instalaciones tienen graffitis, mejor que mejor. En cuanto un colega me menciona que conoce de un sitio abandonado, no tardo en preguntarle cuándo vamos.

Un tipo de instalación que da mucho juego son las ferroviarias, y más concretamente las estaciones. Aparte de edificios abandonados, tenemos las vías, los cambios de agujas y a veces hasta vagones. Y dentro de los edificios las diferentes dependencias, como almacenes, taquillas, salas de espera, baños o la cantina. Entras en una estación abandonada y no puedes evitar imaginarte el trajinar de gente de una lado para otro con maletas, los anuncios de trenes por megafonía o el silbato del jefe de estación dando la salida a un tren.

En España, como uno de los países pioneros en la implantación del ferrocarril como medio de transporte, a pesar de no disponer de una red ferroviaria a la altura de las necesidades actuales, muchos recorridos y estaciones han quedado en desuso y el consiguiente estado de abandono, por lo que hay mucho por donde ir.

Yo no he tenido ocasión de explorar muchas de ellas, más bien pocas. La primera que visité es la mítica estación internacional de Canfranc, en la frontera de Huesca con Francia. Estuve en ella en verano del 2008 y estaban rehabilitando el edificio principal (hoy en día ya es visitable). El acceso al recinto no estaba cerrado debido a que la estación aún funciona como apeadero de cercanías, pero el edificio principal sí lo estaba por las obras, aparte de estar cubierto por andamios, y en el resto de instalaciones había carteles advirtiendo del peligro. En Canfranc hay innumerables vías, andenes absorbidos por la vegetación y almacenes totalmente en ruinas. También hay algunos vagones desvencijados.

Las fotos no son de gran calidad por culpa del fotógrafo, muy novato por aquel entonces, y de la cámara, una compacta, pero dan idea de qué podemos encontrar en Canfranc.

A primeros del 2011, ya con algo más de experiencia y con mi cámara actual, me acerqué a la estación fantasma de Vallcarca, en pleno macizo del Garraf entre Castelldefels y Sitges. Vallcarca es una colonia industrial abandonada que surgió alrededor de una fábrica de cemento (prácticamente no queda rastro de la colonia, absorbida por la fábrica). Su estación prestó servicio desde 1903 hasta 1994, año en que paró el último tren, aunque la colonia ya fue abandonada progresivamente entre los años 60 y 80. Hoy en día una gruesa capa de polvo de cemento cubre todas las instalaciones, y en el interior es posible jugar con la luz y el polvo para crear interesantes efectos fantasmales. Todo es tan gris que tanto da procesar las fotos en color como en blanco y negro. Lástima que los gamberros van destrozándolo todo poco a poco.

Puede que las estaciones más fantasmales sean las de metro, quizás por la oscuridad y el entorno cerrado y claustrofóbico que transmiten incomodidad pero a la vez despiertan fascinación, no sé. En el subsuelo de Barcelona hay unas cuantas, 4 de metro y 2 de tren. En Madrid hay dos, la de Chamberí, muy bien conservada y museizada, y la de Arroyo del Fresno, totalmente cerrada. En mi adolescencia fui usuario de la antigua estación de Bordeta de la L1 de Barcelona, de la que hoy no hay más que un andén, y recuerdo haber visto los andenes de la estación de Gaudí cuando iba en la L5 de Sagrada Familia a Sant Pau. No he visitado ninguna de esas estaciones y por lo tanto no tengo fotos (¡ya quisiera!), pero hay una persona que sí lo ha hecho, de origen Yugoslavo, y que se hace llamar “Charles Bronson“, que se cuela furtivamente en todas las estaciones fantasma y ha publica sus fotos en Track Runners. La foto de portada de este post es suya y corresponde a la estación de Correos, abandonada en 1972 y que ha quedado como testigo de aquellos tiempos. Puedes ver sus fotos de las estaciones fantasma de Barcelona y alrededores en este enlace: http://www.trackrunners.net/stories/disused-stations/.

La estación del incendio del otro día es la que él llama MARINA-RENFE, la antepenúltima de su página. Se puede apreciar la cantidad de porquería que se acumulaban en algunos rincones y que fue la que provocó el denso humo que es esparció por casi todos los túneles ferroviarios de la ciudad.

Basura acumulada

Basura acumulada

Y hasta aquí todo sobre este tema. Espero que te haya gustado, o como mínimo que te haya picado el gusanillo de ser explorador. Y ya sabes, si conocer algún abandono interesante, ¿cuándo vamos?


  • Foto de portada (estación de Metro Correos de Barcelona) y foto “Basura acumulada”, de Charles Bronson en http://trackrunners.net.
  • Restos de fotos, todas mías bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: