Llámenme como quieran, queridas… pero tantos años que las mujeres han luchado con sus manifestaciones y sus movimientos anti “machitos” para conseguir la igualdad… y nosotras mismas nos seguimos tirando piedras sobre nuestro tejado…

Debe ser que poseo muchas hormonas masculinas en mi “Haber”,  que expreso sin tapujos lo que pienso y que me hago mayor y me incita al #melasuda, pero cada vez entiendo menos a las de mi género. Y ya no hablo de los critiqueos de cómo le puede sentar la ropa o la falta de tinte que necesite la víctima, que también se lleva entre nosotras…

Hablo de esos principios que están al final de cada conversación donde se regalan opiniones, tantas como colores, pero algunas veces con feedback sin respeto.

No es la primera vez que me tachan de superfial” durante mi vida adulta al comentar en alguna reunión social o en privado que mi me da igual para tener sexo esporádico, que sea ingeniero, barrendero o esté en paro. Me da igual, que tenga 2 licenciaturas, que haga faltas de ortografía o incluso que no hable mi idioma. Me preocupa cero que comparta piso, que tenga un apartamento en la playa o 3 hijos a quién pasar una pensión.

Me gustan altos, morenos y delgados, y que bajo ningún concepto podría acostarme con alguien que tenga una barriga que ni él mismo se viera el #chisme. Mi única condición es que me guste. Ni busco ni quiero nada más.

“Uffff, yo no puedo follar con un tipo que tiene problemas en su vida”.

“Imposible acostarme con alguien que no tenga un nivel cultural igual al mío o superior”.

“¿Irme a la cama con un paleta?”

Creo que se equivocan conceptos en repetidas ocasiones. Vamos a ver, estoy hablando de sexo señoras!!!

Estoy hablando de pasar un buen rato con un tipo que te puede poner los ojos en blanco, desgarrarte de placer y vosotras necesitáis el cortejo del hombre (mentalidad machista), que os abra la puerta del coche, que os pague la cena y os seduzca con la adulación de un auténtico galán para finalmente darle como “premio” acostaros con él o por el contrario buscáis algo más con un polvo para que os solucione la vida?

Cuando se roza la “superficialidad” ya no se quien tiene razón… si mis féminas compatriotas porque descarto a los señores con sobrepeso o ellas porque con un polvo esperan una vida mejor con un médico casposo y sudoroso?  Que #dehaberlashaylas. Quiero creer que critican mi modus operandi (en modo optimista) porque buscan una cita con amor y no entienden mi proceder de sexo por sexo…

Llámenme como quieran, queridas… pero seguiré enredándome entre sábanas con quien más me guste y sin barriga!!!

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: