El caso de #VWdieselgate de Volkswagen, cualquiera diría que ya no es noticia, que ya no oye… Los muros de Wolfsburg siguen temblando. Y el resto de fabricantes también tiritan.

Hace unas semanas, sorprendía la entrada de la policía francesa, en las instalaciones y oficinas de ingeniería de #Renault en Lardy, con el objetivo de recabar documentación y otros informes. Gracias a la #filtración de un miembro del comité de empresa, y a la posterior confirmación del gobierno galo, se informó que se estaba investigando el posible fraude de emisiones contaminantes por parte del constructor galo. A raíz del escándalo de los germanos de VW, las autoridades francesas decidieron investigar de modo independiente, las diferentes #emisiones de todos los #fabricantes que venden vehículos en dicho país.
La información escueta de las autoridades, sin mencionar más datos, fue que se encontraron a tres fabricantes, con resultados sospechosos.

A nadie se le escapa, que con toda esta movida, el resto de fabricantes, se han metido las manos a los bolsillos, y han comenzado a silbar mirando al cielo. Nadie es #inocente.
Y tampoco es una sorpresa, que las emisiones de NOx en #USA sean el doble de restrictivas que en Europa, donde predominan más las mecánicas diésel, poco famosas y demandadas en USA, y culpables de generar los óxido de nitrógeno. Esto es política y defensa de mercado.

El tercer acto, que confirma que están todos metidos en el ajo, es que a primeros de febrero de este año, la Unión Europea, ha admitido cambiar el modo de evaluar las emisiones de NOx máximas permitidas, con un cambio de método de medición. Actualmente se permiten hasta 80 mg por Km cuando el test se realiza con el vehículo sobre rodillos y en #laboratorio, y a partir de 2017 y hasta 2019, se tolerarán hasta 168 mg, si bien la prueba se hará en tráfico abierto por carretera. Una de cal, y otra de arena. Admitimos que el estándar anterior, es irreal y no factible, pero señores, ahora todas las cartas encima de la mesa, y estas serán la reglas del juego. Es lo más sensato. Desde el 2019 en adelante, la cantidad de #NOx emitibles se irán reduciendo.

Luego quedan los #engañados, los insensatos, los estafados compradores de Volkswagen. Pues todo se ha quedado en casi nada. A los usuarios de los motores más grandes, 1.6 y 2.0, con una simple #reprogramación del software, todo arreglado. Una hora de taller y un vale descuento. A los talleres les tocará aguantar el chaparrón del usuario cabreado con toda la razón y ya está. Volkswagen ha probado que con la reparación, los vehículos ni gastarán más combustible ni perderán potencia.

A los amigos de los picapleitos de las falsas #organizaciones de consumidores, les va a salir el tiro por la culata. Peticiones como recompra del vehículo, indemnizaciones mayores que el valor del vehículo, o daños psicológicos y #terrores_nocturnos, se van a quedar en los anales de… En los anales.

Los amigos #yankees han tenido algo más de suerte, porque además de la reparación, se llevan un cheque regalo de 1000 dólares. También son menos usuarios afectados allí, y el poder de la mala prensa mucho más amplificado.
Tampoco aquí somos buenos quejándonos. Volkswagen no bajó sus ventas en España en el cuarto trimestre, y ha comenzado 2016 con una subida de ventas del 30 %. Vamos, que la indignación duró 3 minutos. El mismo tiempo hasta que te daban las llaves del coche nuevo, y el apretón de manos del #comercial que_lo_disfrute_con_salud.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: