Promiscuidad: Dícese de la conducta o comportamiento de la persona que cambia con frecuencia de pareja sexual buscando únicamente el placer. 

Señoras y señores, que aunque mantengo relaciones sexuales con hombres diferentes (con la mayoría repito, no se crean), buscando únicamente placer, también leo (bastante) y opino (poco). ¿Saben que el término “promiscuidad” no se utiliza en la educación sexual? (Nunca te acostarás sin saber una cosa más, decía mi padre). Pues eso, que no se utiliza, no se “enseña”, porque es peyorativo, hiriente en la educación.

Estamos educados para casarnos, para crear una familia, para mantenernos unidos en monogamia el resto de nuestras vidas. Supongo que la religión tiene bastante que ver, pero no me meteré en camisa de once varas. #pasopalabra

Todo era perfecto cuando los matrimonios se prometían amor eterno (aunque en la práctica las cosas fueran de otra manera), pero #ops… los gays! Los gays abrieron la veda a la promiscuidad y no se contaba con ellos. Ostras, y ahora los/as singles independientes se unen a la acción social de los promiscuos por naturaleza! Sexo por sexo sin procreación. Esto se nos va de las manos… en tipo de sociedad vivimos???

Sociológicamente los promiscuos llevamos un estigma que nos hace “diferentes”, y nos creemos que la sociedad contemporánea esto lo “tolera”, que es “normal” pero… hasta que punto nos engañamos??? Hay a quién le falta tiempo para llamar promiscuo/a (despectivamente) a la persona que ha decidido compartir con otros/as sólo el sexo.

La utilización de este adjetivo (promiscua) es algo parecido a que me tachen de “listilla” cuando sé que es para hacer daño, pero que me afecte siempre está en mi mano o en la sarcástica sonrisa de victoria que me pueda generar. A mí, personalmente me lo han denominado de tal manera, personas que les encantaría estar en mi piel y que por su “juramento” eterno no lo pueden disfrutar. #sesiente

¿A partir de cuantos individuos diferentes o en cuanto espacio de tiempo se considera ser promiscuo/a?

Creo que la promiscuidad es innato del ser humano y se ha querido luchar contra ello por lo impuesto, por lo políticamente correcto, por lo que deber ser, pero disculpen…, es ir contra natura. ¿Toda la vida manteniendo relaciones sexuales con la misma persona? Quien mantenga esa opinión sin abrir su mente, es que no disfruta del sexo, y si no lo goza es que no está con la persona adecuada.

¿Sólo somos promiscuos los singles y los gays? ¿Y los casados/as – emparejados/as que tienen sexo con personas fuera de su relación? Ah, calla!!! Eso son infieles, no promiscuos… vale, vale…

De todos modos, no se escandalicen unos, ni se crezcan los otros (como yo) que es sólo mi opinión y si hay amor…, estoy segura de que hay monogamia, o poliamoria, o poliandria, o poligamia o incluso orgías si es que está consensuado con la pareja y si no lo está, qué pena!!! Es que no hay comunicación y algún tipo de interés (económico, social, familiar…), ustedes lo sabrán mejor que yo…

Sean felices, viviendo como quieran vivir, que estamos aquí de paso…, pero ante todo: keep calm & respect others!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: