Descubrí a Dom La Nena en el aeropuerto de Gatwick hace apena un par de meses. Acababa de comprar el que, por aquel momento, era el último número de Songlines, un magazine musical dedicado a la World Music y, para matar el tiempo de espera de un vuelo de vuelta con retraso, apuntaba en una libreta el nombe de artistas desconocidos para mí a los que deseaba pegar un orejazo en Spotify. Cosas del destino, el suyo fue el nombre de la primera artista que busqué en la aplicación de de difusión musical y, decir que su música me atrapó desde las primeras notas de “La Nena Soy Yo” sería quedarme corto. La voz de Dom La Nena se filtró en mi alma con la velocidad de un rayo mientras que sus composiciones demostraban un talento de aquellos que destacan por derecho propio. Desde la primera escucha del tema supe que estaba ante una artista de enorme ingenio musical.

Dom La Nena, pequeña gigante

Porto Alegre, París, Buenos Aires

El pasado 09/04 tuve la oportunidad de verla actuar en directo dentro del Festival Strenes de Girona. Semanas antes había descubierto que participaría en el festival y me hice con un par de entradas sin pensármelo (y sin saber que actuaría en el Liceo de Barcelona justo el día siguiente). Sin entrar en detalles más allá de los experienciales, la noche de la actuación pude experimentar en primera persona la gozada musical que significa disfrutar de un concierto de Dom La Nena. A sus ya cumplidos 26 años de edad, la artista muestra unas tablas y un talento musical propios de quien atesora años de veteranía y experiencia en su haber. Que a nadie engañe su juvenil apariencia, casi propia de quien no ha alcanzado la mayoría de edad, pues esta talentosa compositora lleva años desarrollando su capacidad compositiva e interpretativa junto al de grandes nombres de la música, como la maestra violonchelista Christine Walevska o Jane Birkin.

Nacida en Porto Alegre (Brasil) Dom La Nena es una artista de conservatorio, un añadido que ha exponenciado su talento natural hacia cotas que, más allá de la excelente altura alcanzada, se encuentran en pleno desarrollo; y esto es una gran noticia. Su música bebe del ADN multi cultural que se ha ido formando en su interior a través de sus experiencias personales y profesionales. A los 8 años cambió Porto Alegre por París, para regresar nuevamente a su país natal y de allí, a Buenos Aires. Un viaje de ida y vuelta que la ha traido de nuevo a Francia, y que su música recoge en forma de odas a los sonidos tradicionales de cada rincón visitado y de cada idioma aprendido. Por ejemplo, de Cataluña se llevó La Estaca (con el permiso de Rajoy, Rivera, Albiol y Joaquín Sabina).

Aunque más que leer sobre ella a Dom La Nena hay que escucharla, saborear su música como las elaboraciones gourmet que son. Y no se trata de admiración incondicional traducida en recomendación o reseña, sino de un sencillo ejercicio de reconocimiento ante una de las mejores artistas que he tenido el placer de descubrir, tratar y saludar recientemente. Dominique Pinto ha logrado que su nombre artístico Dom La Nena encuentre un lugar privilegiado entre público y crítica. Yo ya he lanzado el guante, de ti depende ahora descubrir si estás o no de acuerdo con mis palabras. ¡Ah! Y por si te lo estás preguntando, el nombre de Dom La Nena se lo puso ella misma durante su estancia en argentina, cuando era ‘la nena por aquí‘, ‘la nena por allá‘; lo de Dom, lo podrás deducir facilmente..

Dom La Nena en Spotify
Dom La Nena en Bandcamp
Dom La Nena web oficial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: