Qué bien me han ido las vacaciones!!! He tomado el solete (que tanto me gusta), he podido quedar con mis amigos sin reloj, conocer gente nueva, he viajado (mucho) y he dormido muy poco. Siempre digo: ya dormiré… pero nunca me llega el día para dejarme abducir por el estado de hibernación tan deseado #quevidaesta

Pero a lo que íbamos, entre tanta relación social (por diferentes partes del mundo) me he encontrado curiosamente con numerosos Pagafantas, sísísísí, hay mogollón de ellos que se extienden por todo el planeta!

Son una nueva tribu urbana!!!???

Hablo de chicos de todas las culturas, razas e idiomas, con o sin estudios, que no se crean que un Pagafantas sólo es de lerdos, nononononono!!!

Sorprendida estoy. Tanto que cuando hablaba o me hablaban de ellos, todos tenían muchos puntos en común y pensé: esto es de post!!

Y es pensar en ellos y me pongo de mala leche!!!

Así que he decidido hacer el Decálogo del Pagafantas, con todos los puntos comunes que he ido desgranando de esas desgraciadas víctimas poseídas del amor más ciego y todas masculinas.

Cabe decir que el Pagafantas es un tipo que hace cualquier cosa por una mujer y ésta que sabe que él baila sus aguas, no tiene ningún interés en intimar con él y lo peor es que no se lo dice, siempre dejando la puerta abierta, como mucho dándole a entender que son muy buenos amigos y sólo él la entiende. Vamos, que la dama tiene la sartén por el mango y nunca mejor dicho.

Un hombre ciegamente enamorado es lo más absurdo que puede haber en la faz de la tierra.

Así que si te encuentras identificado por lo menos en 4 puntos de los te voy a detallar, empieza a preocuparte, porque eres carne de Fanta y en breve estarás eligiendo tú el sabor de lo que acabarás pagando.

Empezamos:

1.Estar enamorado ciegamente.

Es la base, claro.

Sin amor ciego, no hay Fanta que valga la pena ser pagada. Normalmente la víctima se enamora de un pivón (pibón, con B según la RAE) que está por encima de sus posibilidades de caza de supervivencia, (aunque no en todos los casos). Pero sí que en la mayoría de ocasiones, tienen poco en común, como mucho comparten algún amigo, el puesto de trabajo o el gimnasio, entre otros…

2.Ser su mejor amigo.

El Pagafantas se convierte en su mejor amigo, siendo víctima al escuchar día tras día detalles de todo tipo de las citas que ella va teniendo con otros. En ocasiones, hasta el Pagafantas, la acerca con el coche a una de esas citas! Mientras con una sonrisa invertida la ve bajar y lanzarse a los brazos de su nuevo ligue. Vamos, es como el amigo gay que todas tenemos pero sabiendo que le gustan las tetas, las tetas de ella.

3.No salir de la zona de confort.

Esta parte es muy importante. Al Pagafantas cualquier cosa relacionada con ella, le va bien. Ya no necesita Apps de contactos, quedar con otras, conocer gente nueva… Quedar una vez a la semana le basta para llenar el vacío y reponer su batería del amor, porque con verla, es suficiente y no hará nada que pueda arriesgar perder ese gran día (aunque sea un café de una hora) y no la vea. De cualquier modo, aunque haya día estipulado para verse, si ella llama, el Pagafantas pierde el culo y va dónde y cuando ella diga. Recuerden que vamos recopilando datos: está enamorado y es su mejor amigo, ella le necesita!

4.Disponer de presupuesto mensual.

El Pagafantas, se considera un SEÑOR ante todo. Paga todo. (No eres más señor si pagas todo #permitanmemicomentario).Y está encantadísimo (lo hace con pasión, de verdad) de pagar cenas, copas, y si ella decidiera dedicarle unos días, hasta viajes!!! El Pagafantas dispondrá siempre de un presupuesto mensual para ella. Siempre y en todos los casos. Esto no es negociable, el Pagafantas, paga!!!!

5.Auto-engañarse con presuntas señales.

El Pagafantas tiene poderes. Sólo él ve invisibles señales que su enamorada le lanza. Son señales divinas que proceden del más allá. Por ejemplo, ella le dice: ¿Quedamos mañana después de comer y te cuento lo que me pasó ayer? Él interpreta: Wow, me ha dicho de quedar!!! Pasa de todos y me prefiere a mi!!! Los demás vemos: Necesita un vomitorio (alguien con quién criticar a otra víctima) o para entretenerse, hacer tiempo porque ha quedado a las 18:00 o sólo incluso, para mantener la “chispa” con el Pagafantas. De estas señales, a patadas.

6.Salirse del mercado.

El Pagafantas, ya no necesita ligar, porque tiene lo que quiere y su enamorada caerá rendida a sus pies antes o después. Se entiende bien, creo q no hace falta extenderse más.

7.Autoestima baja.

No se quiere nada y le da igual arrastrase ante una mujer que lo utiliza, pero lo positivo es que no sufre, porque no es consciente. El Pagafantas se desvincula de su orgullo continuamente, sólo quiere agradarla y se siente bien haciéndolo!!!

8.Dejarse mangonear.

Sisisisi, se deja mangonear para cumplir todos sus deseos. El Pagafantas se desvive con su felicidad y si necesita la amada hacer una mudanza en pleno Agosto, allí estará él sudando como un cabrón moviendo cajas de libros a cambio de pasar rato con ella. El Pagafantas madrugará, trasnochará, dejará de comer, de beber y puede hasta posponer sus micciones si su amada le necesita.

9.No perder nunca la esperanza.

El Pagafantas sólo espera que el nuevo ligue de su amada se acabe (de manera dolorosa a ser posible) para abrazarla y entender su dolor y ella entonces verá el amor en él, en ese amigo incondicional que siempre está… y…

Para él todo es cuestión de tiempo…

10.Hacer partícipe a los demás de su felicidad.

Y cuando nos encontramos con nuestros amigos Pagafantas…, y nos explica sus últimos “avances con ella”… tope de orgulloso… no tiene precio!

A qué sí? No te rías, sé que te estás riendo ahora mismo!!! Es muy duro ser amigo/a de un Pagafantas!!! Joder, no me digas que no cuesta contenerte para no darle una hostia con la mano abierta pillando carrerilla.

En ocasiones, tenemos paciencia… y le intentas hacer ver de manera sutil de que esa mujer no es para él… En otras (yo), he intentado abrirle los ojos releyéndole entre líneas (lo que es), con duras palabras, que esa relación no es una relación, que la tipa no quiere nada, que le está tomando el pelo, blablabla… He llegado a la conclusión de que el Pagafantas es feliz viviendo su realidad. Algunos tardan más en salir del bucle, pero salen, y cuando salen, lo único que tenemos que hacer es decirle: “ya te lo dije” (que jode que no veas, así lo retiene durante más tiempo en su cerebro para que no le vuelva a pasar) y luego, automáticamente abrir un par de birras y brindar por su libertad, como si fuera Willy.

Ayudemos a aquellos hermanos, aquellas almas que reposan en el limbo entre la perdición del enamoramiento absurdo y una relación de amor correspondido!!! Todavía pueden salvarse!!! Recuperemos a nuestros amigos, a esos primos invidentes y nos nos dejemos caer en la lujuria del cotilleo en su ausencia con otros prójimos que tienen nuestra misma clarividencia!

Amén. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: